19 sept. 2014

Plan buitre de desestabilización en marcha Por Raúl Dellatorre

 LA PRESIDENTA ACUSO A AMERICAN AIRLINES DE LANZAR UNA VERSION FALSA SOBRE TRABAS AL GIRO DE DIVISAS, “AMPLIFICADA HASTA EL RIDICULO”


A través de su cuenta de Twitter, Cristina Fernández describió como parte de “un ataque especulativo contra la moneda” la decisión de restringir la venta de pasajes a vuelos con un plazo máximo de 90 días. “Buitres con turbina más buitres locales.”

American Airlines lanzó la provocación y Cristina Fernández de Kirchner le respondió “al vuelo”. La presidenta de la Nación replicó por Twitter la versión periodística según la cual la empresa aerocomercial estadounidense limitó a un plazo máximo de 90 días de anticipación la venta de pasajes aéreos para vuelos desde o hacia Buenos Aires “por las trabas para comprar dólares”. Cristina transcribió el texto del comunicado del Banco Central que desmiente la existencia de restricciones al giro de divisas al exterior para empresas que operan en venta de pasajes (ver aparte) y adjudicó la versión periodística al “ataque permanente contra nuestro país que encabeza el juez (Thomas) Griesa”. Recordó que hace menos de un mes un ex funcionario de la administración Bush le había planteado al gobierno argentino la existencia de “un plan de 5 puntos” que desarrollarían los fondos buitre contra Argentina, entre ellos “propiciar una ola de rumores para generar inestabilidad económica, impulsando ataques especulativos”. Además de las “absolutamente impropias declaraciones del Encargado de Negocios de los Estados Unidos”, Kevin Sullivan, que señaló que el país estaba en “default”. La respuesta al llamado de atención de la Cancillería fue un “Ataque especulativo sobre la moneda, amplificado hasta el ridículo por los buitres locales”, describió Cristina en sus tuits. “Buitres con turbina. Buitres locales, como siempre, sin turbina ni remedio. Vuelan muy bajo”, calificó.

En su edición impresa de ayer, el diario La Nación publicó en página 20 una nota titulada “Por las trabas para comprar dólares, limitan la venta de pasajes”, y agrega en la bajada “Desconfianza. El puntapié inicial lo dio American Airlines, que achicó a 90 días el expendio para vuelos desde o hacia Buenos Aires; podrían seguirla otras compañías”. En su versión on line, la nota agrega en bajada “las empresas de turismo no quieren quedarse con pesos dado que no saben cuándo ni a qué tipo de cambio los lograrán pasar a dólares”.
“Ahora quieren asustar (¿o enojar?) a los argentinos que quieren viajar al exterior –respondió Cristina al comentar dicha nota–, que dicho sea de paso no son pocos, lo cual revela que tan mal no debemos estar, afortunadamente, ¿no te parece?”
Detrás de esos dichos, la página de Twitter de la Presidenta reproduce la versión digital de la nota del diario de los Mitre y posteriormente el comunicado del Central dándole respuesta (ver aparte), con datos sobre las cifras de transferencias promedio diarias al exterior por venta de pasajes, compras con tarjeta, venta de paquetes por operadores turísticos y venta de billetes a viajeros al exterior.
“O sea, no solamente no existe ningún tipo de restricción para el pago de pasajes y paquetes turísticos con divisas, ni tampoco plazos máximos respecto de la fecha efectiva del viaje, sino que, además, los argentinos, sí, TODOS los argentinos, los que viajan, los que no viajan, y los que nunca podrán viajar, pagamos todos los días por turismo, viajes y pasajes, entre 24 y 26 millones de dólares. DIARIOS, sí, por día, como suena y suma”. (...) “Comunicado textual, contante y sonante del BCRA. Para que no le queden dudas a nadie de cómo intentan generar, a través de mentiras, expectativas negativas y ataques especulativos sobre la propia moneda de todos los argentinos”, completó.
Recordó luego la Presidenta el episodio diplomático por las “impropias declaraciones” de Ted Sullivan referidas más arriba, que motivó la intervención de la Cancillería. “La respuesta al llamado de atención de Cancillería no se hizo esperar. Ataque especulativo sobre la moneda, amplificado hasta el ridículo por los buitres locales.” Y antes, el ex secretario de Comercio del segundo gobierno de Bush, (Carlos) Gutiérrez, que forma parte del estudio de la ex funcionaria Madeleine Albright, planteó, directamente, que la estrategia de los fondos buitre con Argentina iban a ser los siguientes 5 puntos:
1. Esmerilar y desgastar la figura de la Presidenta de la Nación, con ataques permanentes desde el punto de vista mediático y denuncias sistemáticas en diversos lugares de Estados Unidos y a nivel internacional.
2. Propiciar ola de rumores para generar inestabilidad económica, impulsando ataques especulativos para minar la credibilidad y confianza en el Gobierno, sobre todo con la variación del tipo de cambio marginal o “blue”, que constituye un mercado ilegal promovido por cuevas financieras auspiciadas en forma indirecta por los bancos.
3. Establecer una política agresiva en el mercado financiero internacional para impedir el acceso de la República Argentina a financiamiento en el mercado de capitales, tanto del sector público como del sector privado, con el objeto de asfixiar al Gobierno e impedir a las empresas acceder a líneas de crédito.
4. Propiciar una estrategia para ganar tiempo y lograr un acuerdo favorable a los intereses de los fondos buitre en el año 2016 con un nuevo gobierno, admitiendo los deseos de que efectivamente un gobierno afín a sus intereses pueda gobernar el país a partir del 10 de diciembre de 2015.
5. Contratar periodistas, medios de comunicación en Argentina y otros países para atacar al Gobierno y financiar, directa o indirectamente, a políticos y sindicalistas de la oposición para esmerilar al gobierno y provocar acciones de desgaste permanente.
“¿Qué me decís de los puntos 1 y 2? Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia. Como en las pelis, ¿viste?”, apunta coloquialmente Cristina. “Pero ¿sabés qué? Esta película ya la vimos. Y la función terminó en el 2001, muy mal. Endeudamiento, entrega del patrimonio y miseria y tragedia para los argentinos. Lo están intentando otra vez. Justo es reconocer también que reciben mucha cooperación interna.”
La Presidenta recordó que, en agosto, Carlos Gutiérrez había pedido audiencia en su calidad de ex alto funcionario estadounidense y con la intención manifiesta de acercar posiciones. “Después nos enteramos que se trataba del estudio contratado por los buitres para atacar a nuestro país”, agregó.
Antes de cerrar la sesión y anunciar su partida a Roma, “para el almuerzo con el papa Francisco”, Cristina dejó “el último dato, (que) me acabo de enterar”. A partir del último 9 de diciembre, James F. Albaugh se convirtió en director de American Airlines y miembro de la Junta de Administración de AA Group. Albaugh es, además, “asesor principal de The Blackstone Group LP, uno de los más importantes fondos de inversión financieros, que ingresó en la reestructuración soberana de la deuda argentina”, aportó la Presidenta, con un mensaje final dirigido a sus seguidores: “Como te digo siempre: todo hace juego con todo. Y en Argentina más que en ningún otro lado. Adío! Si Dios quiere nos vemos en Roma”. Fin del vuelo.