1 ene. 2017

LAS PRIMERAS CONDENAS CONTRA MILAGRO SALA, UNA AMENAZA A TODO EL PAÍS Por Horacio Verbitsky

La primera condena por un escrache en el que Milagro no participó y la prohibición de integrar organizaciones sociales reafirman la arbitrariedad de su detención señalada por la ONU y la OEA. Un mensaje intimidatorio a la sociedad, que Macrì potencia desde Neuquén. Equipamiento y doctrina israelíes de seguridad y blindados con neumáticos para el Ejército. Destrucción del activismo social jujeño y nuevos juicios contra CFK. Para Macrì el tema no es la economía sino la seguridad y el narcotráfico

La lectura del veredicto comenzó con el sobreseimiento de Milagro Sala, Graciela López y Ramón Salvatierra porque la acción por amenazas al contador Gerardo Morales había prescripto, es decir que el Inquisidor y los fiscales habían dejado transcurrir más del máximo de la pena de dos años sin instar el avance de la causa. La fugaz algarabía de quienes no dominan el idioma judicialés se apagó cuando el secretario lector agregó que la acción por daños agravados no prescribía, pese a la vulneración del derecho a ser juzgado en un plazo razonable invocada por las defensas, en una causa simple que se extendió por siete años. Y se convirtió en un murmullo de fastidio con la condena a tres años de prisión en suspenso por ese delito, que se habría cometido el 16 de octubre de 2009 con la rotura de siete vidrios del Consejo Profesional de Ciencias Económicas y el lanzamiento de un número indeterminado de huevos sobre el entonces senador nacional y hoy gobernador jujeño. 

9 dic. 2016

Balance desde el Evangelio y los pobres de un año de gestión de gobierno.

Carta a los que quieran leerla

Iniciado ya el tiempo de preparación a la Navidad para los cristianos y coincidiendo con el día de la Inmaculada Concepción, difundimos nuestro pensamiento y opinión desde el Evangelio y los pobres, al cumplirse el primer año de la gestión de gobierno de la Alianza Cambiemos, que asumió el poder el 10 de diciembre de 2015.  Esta carta está dirigida – parafraseando al Papa Francisco en su reciente carta de cierre del año de la misericordia – “a cuantos quieran leerla”.

30 nov. 2016

La guerra y la paz Por: Horacio González

Ante los cambios geopolíticos que promete la elección de Trump en Estados Unidos, Horacio González plantea la necesidad de elaborar un pensamiento popular sobre el Imperio y, para alimentarlo, ensaya una genealogía nacional de las doctrinas pacifistas.


Esta dialéctica nunca ha cesado, Tolstoi la ha cultivado como ninguno, también Louis Ferdinand Céline, Stendhal, Barbusse y desde luego, dos manifestaciones novelísticas contemporáneas de brillo inesperado, Las Benévolas de Jonathan Liddel y Vida y destino de Vasili Grossman, que tienen como centro la batalla de Stalingrado y el estudio de las grandes burocracias militares alemanas y rusas imbuidas de la ideologías de formidables maquinarias de acero y de destrucción de personas. La historia de la humanidad puede seguirse con una escéptica intercalación en la que períodos de guerra suceden a períodos de paz, en un ciclo que promete retroalimentaciones incesantes. El pacifista interviene como un tercero excluido, pero su intervención siempre parece ingenua. Las doctrinas pacifistas no parecen tener el brillo de la guerra, con sus tormentosos gritos y su aire perseverante de tragedia. Ahora bien, ya no nos podemos permitir –en vista de las elecciones norteamericanas–, permanecer sin visiones profundas y a la vez no simplistas, de lo que podría ser un foco del pensamiento humanístico sobre el Imperio –cuestión no menos tensa que necesaria– y en torno consiguientemente de la paz en el mundo. Lo que daríamos en llamar el pensamiento popular y de los movimientos sociales argentinos tiene muchos abastecimientos intelectuales sobre asunto tan crucial. Ninguno de los contendientes electorales de los EE.UU. garantizaba, cada uno a su manera, el cese mundial de las hostilidades. Un trasfondo de Apocalypse now rondaba y ronda por las dos grandes fracciones que confrontaron voto a voto en el seno profundo del enigmático pueblo al que le hablaron de “destino manifiesto”, y que ahora eligió uno que lo acerca a un abismo moral indescifrable.

20 nov. 2016

Crónica de América - Políticas neoliberales vs políticas de inclusión (B...

Crónica de América - Políticas de inclusión en Brasil y Bolivia (Bloque ...

Crónica de América - Entrevista a Ricardo Carrizo (Bloque 2) 20-11-16

Consumo con brotes secos Por Alfredo Zaiat para Página12

NO APARECEN SÍNTOMAS DE RECUPERACIÓN DE LA VARIABLE CLAVE DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

El consumo privado representa el 74 por ciento del PIB. La caída del salario real limita la recuperación de la economía. 

En el gobierno aseguran que en 2017 habrá crecimiento porque se encenderá el motor del consumo privado. El análisis de las principales variables (inflación, salario y empleo) desafía el optimismo macrista.


En  la amplia red de economistas de la ortodoxia y de un sector de la heterodoxia existe consenso acerca de que el consumo será uno de los principales motores para mostrar crecimiento del Producto Interno Bruto en 2017. El gobierno se entusiasma con ese pronóstico pensando en las próximas elecciones. La comparación interanual de esa variable clave de la economía local será contra meses pésimos de este año. El nutrido equipo de profesionales que se excitan realizando pronósticos todavía no están ofreciendo elementos concretos para sostener que el consumo privado subirá. En caso de que se concrete, sería el resultado de una ilusión estadística. El consumo seguiría en niveles deprimidos pero en comparación con un año malísimo puede llegar a mostrar cifras positivas. Aunque también es posible que ni esa pobre recuperación estadística pueda ofrecer el gobierno. El equipo oficial de manipulación de las expectativas sociales apuesta a que el consumo no bajará en un año electoral, convencido de que son personas aptas para imitar la estrategia del kirchnerismo de fomentarlo, hipótesis demasiada arriesgada teniendo en cuenta quienes están gestionando la economía. Además aseguran sin ningún indicador relevante que lo respalde que lo peor del ciclo recesivo ha pasado. Ambos postulados son por ahora expresiones de deseos que datos duros están dejando en posición incómoda al departamento de propaganda público-privada del macrismo.