28 jul. 2014

EL CASO DE LOS BONOS DE ARGENTINA, PATAS ARRIBA SEGUN EL NEW YORK TIMES. Por Floyd Norris The New York Times july 24, 2014

Thomas Poole Griesa ha sido juez federal durante 42 años.

Ha estado lidiando con el default de la deuda de argentina por una década.  
Sólo que ahora está aprendiendo lo complicado que puede ser la vida para un juez que busca controlar la acción de un gobierno soberano y la emisión de órdenes que se supone tendrían que ser obligatorias para los que ordinariamente no están dentro de la jurisdicción de un tribunal estadounidense.  
"Estamos en un barrial", dijo en un momento el día martes durante la última audiencia en un caso que ha sacudido al mundo de las reestructuraciones de deudas soberanas.  
Se refería a la posibilidad de un nuevo default de los bonos soberanos argentinos, algo que parece casi seguro que sucederá el miércoles.  
Pero podría haber estado refiriéndose al proceso que desató sus resoluciones que estaban destinados a lograr una cosa: forzar a Argentina a lo que él llamó sus "obligaciones", pero no tuvo en cuenta la complejidad de la situación.  
La audiencia de esta semana dejó en claro que él no había entendido por completo las transacciones de bonos sobre los que había estado decidiendo durante años.

Argentina dejó de pagar su deuda (entró en default) en 2001 que decidió unilateralmente e impuso a los acreedores perjudicados. 


En 2005 ofreció con un criterio de "lo tomas o lo dejas" intercambiar los viejos por nuevos bonos con los inversores que aceptaran una fuerte reducción de la deuda. 

Luego, en 2010, dijo a los inversores que se habían resistido al canje que tendrían una nueva oportunidad para tomar los bonos de recambio. 

La mayoría aceptó, pero algunos, en gran medida los fondos de cobertura (hold out, fondos buitres), no lo hicieron y exigieron la devolución total.

Argentina prometió que aquellos inversores que se negaron nunca recibirían un centavo.
 

Luego vino el juez Griesa, que fue juez principal de la Corte Federal de distrito para el distrito sur de Nueva York hasta el año 2000, cuando se convirtió en un juez superior. 

Otros jueces han dictaminado que Argentina debía el dinero, pero esas resoluciones eran, en la práctica, inaceptables contra un estado soberano. el juez Griesa se propuso una interpretación jurídica emprendiéndola contra esas resoluciones. 

El sostuvo que Argentina debe pagar los viejos bonos en su totalidad al tiempo que hiciera el siguiente pago de intereses semestrales a los tenedores de los nuevos bonos. y si lo hiciera, cualquier banco que ayudase a Argentina en el pago de los intereses de los nuevos bonos, estaría violando lo ordenado.


Dicha sentencia fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el segundo circuito y, en junio, la Corte Suprema se negó a escuchar la apelación final de Argentina.


En la reestructuración de la deuda argentina, los titulares de los viejos bonos que aceptaron la oferta del país recibieron una variedad de nuevos bonos dependiendo, en cierta medida, de los bonos viejos que tenían y, en cierta medida, de los nuevos bonos que eligieron. 

Algunos de los bonos del canje estaban denominados en dólares de los Estados Unidos, algunos en pesos argentinos, algunos en euros y otros en yenes japoneses. 

Algunos de ellos estaban sujetos a la ley de Nueva York, otros de Argentina, de Inglaterra o a la legislación japonesa.


Y ahí es donde se presenta la complejidad que el juez Griesa parece no haber entendido.
 

La orden que él emitió a principios de este año, decía que -dado que Argentina no había operado bien con los viejos bonos- no debe pagar los intereses sobre los nuevos bonos de cambio y los bancos no deberían ayudar a que lo haga. 

Eso sonaba como que abarcaba a todos los bonos del intercambio, incluso aquellos no emitidos bajo la ley de Nueva York.  

Pero la opinión que explica la orden en discusión incluye solo los bonos emitidos bajo la ley de Nueva York. 

Esto no tuvo en cuenta la existencia de otros vínculos de intercambio. 

Así ¿Se debe aplicar la decisión a aquellos otros bonos de cambio, incluidos los aprobados bajo la legislación argentina? 

¿Un banco que procesa los pagos de intereses de dichos bonos están en problemas con el juez? 

La filial argentina del Citibank, que es depositaria de los bonos emitidos bajo la ley argentina, algunos denominados en pesos y otros en dólares, pidió al juez una aclaración y el 27 de junio, Griesa, se lo proporcionó.


El Citibank podría procesar los pagos de intereses de dichos bonos ya que no estaban alcanzados por su orden.


La audiencia de esta semana fue en gran medida sobre el cambio de este fallo y el juez inicialmente dejó en claro que no veía ninguna razón para un cambio. 

Consideró a los bonos como domésticos, propiedad de ciudadanos argentinos.

"Desde un punto de vista práctico y con sentido común", preguntó a un abogado de los hold out (fondos buitres) que estaba tratando de conseguir que la orden fuese modificada "¿por qué tienen que ser arrastrados a esto?" 


Resultó que él no sabía demasiado sobre esos bonos bajo el derecho argentino. 

Griesa dijo que su orden de junio proporciona "casi una excepción mínima" a su fallo original y le dijo al abogado de los hold out (fondos buitres) Edward A. Friedman de Friedman, Kaplan, Seller & Adelman: "A mi entender los bonos de los que usted habla en su moción no son parte del intercambio". 

Dijo, entonces, que los bonos en cuestión eran bonos de cambio y que representaban casi un cuarto del total de todos los bonos, que no se había dado cuenta y por eso dio marcha atrás. 
"Sentado aquí, en este momento", dijo, "Me doy cuenta que, siendo bonos de cambio, deben ser tratados como bonos de cambio y deben ser incluidos con los otros bonos de cambio en la disposición del 23 de febrero". 

No estaba mal como teatro, pero difícilmente inspire confianza en el sistema legal estadounidense. 

"Estas preguntas son esenciales para el funcionamiento de esta medida cautelar”. 
Anna Gelpern, profesora de derecho en la Universidad de Georgetown, que ha seguido el caso desde hace años, dijo después de leer la transcripción de la audiencia del martes: "Hasta la mitad de la deuda podría estar dentro o fuera, dependiendo de cómo se resuelvan estas cuestiones. el hecho de que nos enfrentemos a ellos. días antes de un cumplimiento de pago, da miedo. 
No es que nadie hubiera señalado los problemas en los diversos informes jurídicos y argumentos presentados sobre este caso tanto ante el Juez Griesa como ante los tribunales de apelación. pero esos argumentos parecen no haber sido registrados.
 

"Para que salga esto, después de haber pasado por tal proceso legal en la jurisdicción financiera más sofisticada en Estados Unidos", dijo la Sra. Gelpern, "es asombroso". 

El martes, el Juez Griesa, finalmente, decidió pensarlo y decidir en una fecha posterior. en algún momento él tendrá que enfrentar la situación de los bonos emitidos bajo la ley inglesa y japonesa.


Si finalmente dictamina que los bonos de jurisdicción legal argentina se incluyen en su fallo original y le ordena al Citibank no procesar el pago de intereses, entonces Citibank podría tener que decidir si desafía al juez o si ignora la ley argentina y puede ser procesado.


Si el juez falla a la inversa, Argentina puede tratar de encontrar una manera de hacer un nuevo canje, con bonos de legislación argentina, con cualquier inversor que quiera renunciar a sus bonos emitidos bajo la ley de Estados Unidos. 

El juez probablemente tratará de bloquear ese tipo de intercambio.
 

Argentina tiene un período de gracia hasta el miércoles para pagar los intereses que adeuda a los bonos del canje. el dinero ya se ha pagado a los bancos administradores, incluyendo el Banco de Nueva York Mellon para los bonos con legislación de Nueva York. 

Ese banco no ha hecho nada con el dinero porque está claramente limitado por la orden del juez. 

Argentina dice que pagar no es default, porque no va a ser por culpa del país si no se paga a los tenedores de bonos del canje. 

El juez dice que la Argentina actuó de manera ilegal haciendo el pago, pero aun no ha decidido que debe hacer ahora el banco de Nueva York Mellon. 

Los hold out (fondos buitres) quieren que el juez ordene al banco devolver el dinero a Argentina. el banco, por temor a demandas por parte de los tenedores de bonos, quiere quedarse con el dinero hasta que todo esto esté resuelto. el juez también se está planteando esa cuestión. 

Mientras se acerca el miércoles, el juez tiene mucho en que pensar. sería mejor si lo hubiera pensado antes de emitir la orden que emitió, o si el Tribunal de Apelaciones o la Corte Suprema lo obligaron a hacerlo.