15 sept. 2015

ARGENTINA: CUARTA CENTRAL NUCLEAR EN CAMINO

 DE VIDO SE REUNE CON AUTORIDADES CHINAS

Cuarta central en camino

El encuentro es uno de los últimos pasos para que el mes próximo pueda colocarse la piedra fundacional de la nueva planta.
 Por Claudio Scaletta

Desde Viena
La delegación china comenzó a poblar el Argentina Lounge, en el Austria Center. Fue en la recepción conjunta ofrecida por China y Argentina, uno de los tantos encuentros que se organizan en paralelo a la 59ª reunión anual del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), agencia dependiente de Naciones Unidas. La charla entre el ministro de Planificación, Julio De Vido y el director ejecutivo de CNC, la empresa estatal nuclear china, Sun Qin, llamó la atención de los más curiosos, que se acercaron para intentar escuchar el diálogo que ocurría traductora de por medio. El tono cordial no abandonaba el punto central. Las dos partes parecían tener una obsesión común: hacer todo lo posible, lo antes posible, por cumplir el cronograma establecido para el inicio de la construcción de la cuarta central nuclear, cuya piedra fundacional podría colocarse ya el próximo mes. Cuando la charla concluía, el titular de CNC graficó el estado de la relación con una anécdota. Contó que cuando visitó las centrales nucleares argentinas situadas sobre el río Paraná se quedó sólo frente al inmenso cauce. “En ese momento sentí que la amistad entre nuestros dos países fluía como ese río.” En el encuentro bilateral que las dos naciones mantendrán hoy se sabrá si se trató de algo más que cortesía diplomática, pero la delegación argentina desbordaba de optimismo.

Minutos antes, el ministro de Planificación expuso frente al plenario de la OIEA. Si bien por la mañana, en un encuentro con los representantes de los países latinoamericanos, las preocupaciones estuvieron centradas en la futura representación regional ante el organismo y en la oferta argentina de cooperación y transferencia de tecnología, la presentación ante el plenario fue principalmente un repaso de la evolución reciente de la actividad nuclear nacional. Algunos de los números expuestos describen el nuevo panorama sectorial.
  • Desde 2003 se invirtieron 11.000 millones de dólares. La proyección para la próxima década, en base a acuerdos y preacuerdos, es una inversión de 31.000 millones de dólares.
  • En los últimos 12 años se formaron 5220 nuevos especialistas y la plantilla pasó de 3000 a 8220, 174 por ciento más.
  • Se calificaron 129 empresas nacionales del sector, cuando en el año 2003 no había ninguna.
  • Existen tres centrales nucleares en operación que generan un total de 1.755 megavatios, los que representan el 10 por ciento de la demanda eléctrica total. La nueva Central Néstor Kirchner, ex Atucha II, genera 745 megavatios y alcanzó su plena potencia en febrero pasado en un plazo récord desde su encendido en junio de 2014. El 88 por ciento de los insumos utilizados en su construcción fueron nacionales, como también lo son los que demanda su funcionamiento: el combustible y el agua pesada.
  • En materia de Salud se construyeron dos Centros Públicos de Medicina Nuclear y nueve se encuentran en ejecución. Estos Centros están distribuidos a lo largo del territorio y funcionan para el diagnóstico y tratamiento cardiológico, oncológico y neurológico.
  • Se encuentra en construcción el prototipo de 25 megavatios del Reactor de Baja Potencia CAREM, primer reactor de tecnología y diseño 100 por ciento nacional. Se proyecta en el futuro aumentar su potencia hacia el orden de los 150-300 megavatios para su comercialización en redes cuya demanda no requiera máquinas de alta potencia.
  • Se encuentra en recuperación la Planta Pilcaniyeu de Enriquecimiento de Uranio por el método de difusión gaseosa. El 5 de junio del año 2014 se terminó la Planta Piloto Mock-Up la cual comenzó a cargar uranio para enriquecerlo. Se trata de un hito tecnológico que habilita al país a consolidar su pertenencia al grupo de los 13 países reconocidos por el OIEA que poseen capacidad para enriquecer uranio.
  • Se actualizó la Planta Industrial de Agua Pesada dándole la capacidad para abastecer las 3 centrales en operación de esta tecnología, más la producción de la carga inicial de la futura cuarta central.
  • En el año 2007, la empresa estatal Invap exportó a Australia un reactor de investigación nuclear que constituyó la mayor exportación tecnológica de la Argentina bajo la modalidad “llave en mano”.
  • En los últimos diez años se suscribieron convenios, acuerdos y memorandos de cooperación en materia de usos pacíficos de la energía nuclear y no proliferación con Rusia, China, Brasil, India, Sudáfrica, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Cuba, México, Emiratos Arabes, Arabia Saudita, Italia, Jordania, Libia, Argelia, Vietnam y Australia.